Vino

El vino es una bebida milenaria que está con nosotros para ser disfrutada. Vamos a hablar sobre esta enriquecedora bebida, que nos fortalece el alma y alegra el paso de los días.

Siempre hay ocasión para disfrutar de un buen vino, ¿verdad?

vino

El Vino

El vino es una bebida extraída de la uva, a través de la fermentación alcohólica de su zumo, esta fermentación se consigue por el trabajo metabólico de levaduras, las cuales convierten el azúcar de la uva en etanol y el gas en bióxido de carbono. El ácido y el azúcar que tiene la fruta es suficiente para el proceso de la fermentación. Sin embargo, intervienen diferentes factores ambientales importantes, como el clima, la latitud, la altura, horas de luz y la temperatura entre otros factores.


Cerca de un 65 % de la cosecha mundial de uva es destinada para la elaboración vinícola, y aproximadamente el 35 % es para la ingesta como fruta. No obstante la siembra de la vid ocupa solamente el 0.5 % de tierras cultivables en el globo terráqueo.


La mitad de la cosecha mundial de vid se encuentra en solamente tres países del mediterráneo: Italia, Francia y España.


Se denomina Vino al líquido extraído de la fermentación alcohólica, parcial o total del zumo de la vid, sin el agregado de ningún otro componente. El estudio de la ciencia de la producción de la vid se le llama ”Enología”, sin incluir los procedimientos de su cultivo. Y la ciencia que involucra la biología y el cultivo de la vid se le nombra ”Ampelología”.



¿Cuántos tipos de vinos extraídos de la uva se conocen?


En el universo vitivinícola coexisten cinco tipos: tinto, blanco, rosado, generoso y el espumoso.


El tinto


Es de color rojo, a veces púrpura, o también rojo pálido o color rubí, su elaboración es empleando uvas rojas o azulosas. El tono rojo se origina cuando el jugo incoloro se mezcla con la piel de la uva y obtiene taninos, que es la sustancial diferencia con los blancos. Ei tinto en Europa se ingiere como parte importante de una comida y mucho menos como bebida.


Existen tres estilos de tintos:


Los ligeros de cuerpo, que son afrutados, sin mucho tanino, ejemplo: el Beaujolais.


Los de medio cuerpo, con un poco más de tánicos, ejemplo: el Chianti.


Los de cuerpo pleno, con mucho más tánicos, ejemplo: el de Burdeos.


El blanco


El blanco podría ser amarillo, dorado, o verde pálido


Se elabora de dos formas


Utilizando uvas blancas, en realidad son verdes muy pálidas.


O con uvas rojas sin la cáscara, sólo con su zumo.


Son tres los estilos del blanco


Secos y vivaces, sin nada de dulce ni carácter roblizo como casi todos los italianos, ejemplos: el Sancerre, el Chablis francés.


Secos de cuerpo pleno y de carácter roblizo, ejemplos: los californianos más caros y los franceses de Borgoña.


Semisecos, ejemplo: el Liebfraumilch alemán.


Estas son las categorías primordiales en cuanto a sabor del blanco, excluyendo los espumosos y los de sabor dulce para postre.


El Rosado


Se denomina rosado por su color rosa, se elaboran con uvas color rojo y sino se mezclan con la cáscara demasiado tiempo el licor sale color rosa. Estos licores absorben poca cantidad de tanino, es por eso que el blanco y el rosado se beben fríos.


Tres son los estilos de rosados


Los muy dulces, llamados Blush (rubor).


Los dulces o secos.


Secos y vivaces, sin nada de sabor dulce ni carácter roblizo, ejemplos: Chablis francés y el Sancerre.


Secos de cuerpo blanco, con carácter roblizo, ejemplos: californianos mas caros y franceses de Borgoña.


Semisecos, ejemplo: el Liebfraumilch alemán.


El generoso


Tienen aproximadamente el 14 % de alcohol o más, esto por la razón de que se le añade alcohol al momento de la fermentación o posteriormente.


Existen dos estilos de generosos:


Los secos como el Jerez Fino.


Los Dulces como el Oporto portugués.


Los secos se usan como aperitivos y los dulces se llevan de maravilla con los postres.


Los espumosos


Estos son de burbujas, que es dióxido de carbono, como el Champagne, estos solo llevan su nombre si su procedencia es de la región de Champagne Francia, si son de otras regiones se les denomina “espumosos”, y los españoles le denominamos “Cava”.


Hay diferentes tipos de espumosos


Los dulces o semisecos y el brut o natural absolutamente seco.


Denominación de origen de los vinos 


Entre las características más importantes de un vino de prestigio surge la Denominación de origen (D.O.), que es la que lo diferencia a un producto elaborado en un lugar definido, y que se responsabiliza a conservar una calidad óptima. Como el Champagne que para llevar su nombre exige que la uva provenga estrictamente de esa zona.


¿Cuántas Denominaciones de Origen existen?


Cuando un producto pertenece a una D.O. se distingue en calidad ante el cliente, y los productores cuentan con amparo legal. Una buena referencía para observar con detalle las distintas denominaciones de origen, es Vitivipedia, que ofrece mapas específicos de cada autonomía.

De hecho existen muchas D.O. distribuidas en el mundo y específicamente en España cuenta con 92 D.O. y con 41 Indicaciones Geográficas Protegidas. Sin embargo para que una región consiga una D.O. será preciso llenar ciertos requisitos:


-El licor deberá ser producido en la región y con uvas estrictamente de esa región.


-Esa región será preciso ser reconocida por lo menos 5 años atrás, como región de elaboración de estos licores de calidad.


-Debe tener un prestigio por su origen en el comercio.


-La producción deberá sostener tipologías específicas y de gran calidad ante el comprador.


En el mundo somos demasiados a quienes nos preocupa y ocupa obtener productos de calidad óptima, es por esto que se le da gran relevancia a los productos con D.O. ya que la misión del Consejo Regulador de una D.O. es vigilar y regular la calidad del licor.


El Consejo Regulador es seleccionado democráticamente entre todos los operadores de D.O., ya sean agricultores o trabajadores de bodega, con las normas electorales y serán publicados en el diario oficial o en el boletín oficial del Estado.


La D.O. establece requisitos técnicos que tienen que ver con los métodos de producción, como la densidad de plantación, el método de conducción, fechas de poda y métodos, la producción máxima/hectárea, etc.



En la industria agroalimentaria el rubro vitivinícola es de los más relevantes, y se ha desarrollado mucho en la actualidad, al grado que a nivel profesional y universitario está desempeñando un papel importantísimo, en España, como mundialmente, con las múltiples D.O. con gran presencia.


En las D.O. se dice que una unión de productores viticultores y productores en bodegas deciden la óptima forma de trabajar la tierra y de producir el licor acorde a las características propias de la zona y a la sabiduría que tienen a través de los años los que cosechan la vid. Por lo tanto una D.O. implanta las condiciones de producción y manufactura de sus vinos, teniendo en cuenta elementos naturales, cómo suelo y clima y el elemento humano (experiencia y habilidades), para lograr que los productos vinculados sean de calidad insuperable.