Categorías
vinotecas

Vinotecas

Vinotecas

Como todo aficionado al vino sabe, los vinos pierden cualidades si no se conservan adecuadamente. Lo mejor para guardar un vino de calidad es una vinoteca. A diferencia de los botelleros tradicionales, las vinotecas protegen los vinos de la luz y se pueden regular para conseguir la temperatura y humedad idóneas. A continuación, te explicamos todo lo que debes saber sobre estos armarios refrigeradores.¿Qué es una vinoteca?

Una tienda de vinos, por supuesto. Pero también un tipo de nevera especialmente diseñada para guardar este tipo de bebidas. Igual que en un frigorífico tradicional, el electrodoméstico genera una corriente de aire que permite mantener la temperatura interior constante. Lo mismo ocurre con los niveles de humedad. De esta manera, podemos lograr las condiciones idóneas para la conservación de nuestros mejores caldos.

¿En qué se diferencian las vinotecas de los frigoríficos convencionales?

En una nevera doméstica no siempre es posible colocar las botellas en posición horizontal. Si el corcho no está en contacto directo con el vino, tiende a resecarse. Esto puede dar lugar a fugas; y además, los olores de otros alimentos pueden alterar las cualidades organolépticas de nuestros amados vinos.
Otro factor determinante es el control de la temperatura, imprescindible para la buena conservación de vinos y cavas. La puerta del frigo se abre y se cierra constantemente, con lo que es muy difícil garantizar una temperatura constante. Y por eso mismo, tampoco se preservan las botellas de la luz solar como se debe.

¿Hay distintos tipos de vinotecas?

Sí, las hay de muchas clases. Para empezar, hay dos modos de funcionamiento; pero también se pueden clasificar según la capacidad para seleccionar la temperatura, la ubicación elegida, el diseño, etc. A continuación, te mostramos las características principales de cada modalidad.

TERMOELÉCTRICAS. Los modelos más pequeños suelen emplear este sistema, pues no necesitan espacio para el compresor. Apenas producen ruidos o vibraciones y consiguen temperaturas muy estables. Recomendadas, sobre todo, para tintos.

CON COMPRESOR. Tienen una capacidad de refrigeración más elevada, que puede ir desde los 4 °C a los 20 °C. Por eso mismo, son aptas para todo tipo de vinos. Son las más recomendables si se desea almacenar muchas botellas.

MONOTEMPERATURA. El rango de temperaturas es igual en todo el habitáculo. Sin embargo, la zona inferior, por donde sale el aire, está algo más fría que las baldas superiores, lo que se puede utilizar para almacenar vinos blancos.

MULTITEMPERATURA. Estos armarios bodega incorporan zonas independientes, en las que se pueden determinar distintos rangos de temperatura.

DISEÑO. Además del acabado, se puede elegir entre modelos de sobremesa, encastrables, panelables… Aunque no debería ser el principal motivo para elegir una vinoteca, su ubicación puede ser determinante a la hora de decantarse por uno u otro modelo.

Como ves, un buen aficionado al vino debería considerar seriamente hacerse con una vinoteca. Para poder servir el vino siempre a la temperatura idónea, por supuesto; pero también para poder conservar sus mejores botellas como se merecen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *